viernes, 28 de diciembre de 2007

Soy leyenda, ¿es leyenda?


En pocos días se entrenará en cines argentinos la tercera versión de la monumental novela de Richard Matheson, Soy leyenda. La historia nos muestra a Robert Neville, el último ser humano en un mundo dominado por criaturas de la noche.
Y el film no está nada mal: al creación de una Nueva York postapocalíptica es aterradora, y el estilo que eligió darle el director Francis Lawrence fue el más acertado: cámara en mano, poco uso de música instrumental, silencios. La caracterización de los vampiros/mutantes no está taaan mal. La actuación de Will Smith es exacta: un Robert Neville atormentado, idealista, y con un sentido del humor ideal para el personaje. Además, no hay chistes idiotas ni guiños simpáticos; el tono es bastante serio (ojo, algún chiste hay, pero muy bien puesto). Y, aunque hay bastante animación por computadora, los FX no se tragan la película. Duro poco más de una hora y media...
La película no está nada mal... hasta determinado momento de la película. Mejor dicho, hasta el final, que, para muchos, arruinará todo lo que venía detrás. Contarles de qué la va sería imperdonable.
Antes de verla, tres consejos:

TIREN LAS EXPECTATIVAS AL SUELO.

NO ESPEREN UNA FIDELIDAD ENFERMIZA A LA NOVELA.

Vale detenerse en este punto. La película supo capturar la esencia de la novela (incluso el momento más emotivo del libro, relacionado con el perro). Sin embargo, el guión se toma varias libertades que muchos van a mirar mal. Los más fanáticos de la ciencia-ficción seguramente la odiarán, ya que les gusta destacar cómo en la obra de Matheson se desmitifica al vampiro. Bueno, en la película eso no está muy presente. Dechecho, nunca se pronuncia la palabra “Vampiro”. Sí se mantiene el concepto más interesante: el del el único hombre combatiendo en medio de una sociedad que les es adversa.
La otra recomendación: RETÍRSE DE LA SALA DIEZ MINUTOS ANTES DEL FINAL.
Si la película cumplió o resultó una decepción, está en ustedes.

PD: en uno de los planos de Neville caminando por la ciudad muerta, puede observarse un gigantesco afiche con el logo de Batman y de Superman juntos. ¿Qué nos estarán queriendo decir los de Warner BROS.?

4 comentarios:

Pepe Trueno dijo...

Lo que siempre quisiste escuchar, de la peor manera posible.
Soy Pepe Trueno, y esta es mi Navidad:

Como festeja la gente, las fiestas de Navidad
Los padres la pasan comiendo, las hijas pierden la virginidad
Se amontonan mensajes cristianos, con frases de vieja raigambre,
Unos se llenan la panza, otros se mueren de hambre

Siento en las fiestas que están, una mano muy obscura,
Pero eso es muy normal, pues la festejan los curas.
La estrella de Belén, guió a los tres reyes magos
Por que los encontró preguntando ,”¿ donde esta el dichoso establo?”
.................

Pepe Trueno dijo...

Lo que siempre quisiste escuchar, de la peor manera posible.
Soy Pepe Trueno, y esta es mi Navidad:

Como festeja la gente, las fiestas de Navidad
Los padres la pasan comiendo, las hijas pierden la virginidad
Se amontonan mensajes cristianos, con frases de vieja raigambre,
Unos se llenan la panza, otros se mueren de hambre

Siento en las fiestas que están, una mano muy obscura,
Pero eso es muy normal, pues la festejan los curas.
La estrella de Belén, guió a los tres reyes magos
Por que los encontró preguntando ,”¿ donde esta el dichoso establo?”
.................

Damián de Haedo dijo...

Hay que bajar las expectativas, ciertamente, porque ya he visto comentarios en muchos blogs y sites sobre el film. Me interesa mucho verlo, pero me imaginaba que, siendo una superproducción, algo le iba a faltar. Saludos!

EL ODIANTE dijo...

La película esta bien, opino que se merece un 6, pero ¿por que no la titularon como una canción de Bob Marley en vez de como el libro de Matheson? Por que la verdad traiciona feo el espiritu de la novela. Ese Akiva Goldsman es un hijo de mil puta.