viernes, 8 de febrero de 2008

Cloverfield, el nombre de la pesadilla.


Tuvo una publicidad misteriosa, con imágenes de destrucción filmadas por una camarita hogareña. Nadia podía precisar bien qué era aquello, salvo que era un producto de J. J. Abrahams, creador de Alias y Lost.
Ahora que ya conocemos la verdad, Cloverfield-monstruo resultó una pesadilla apocalítica no apta para quienes sufren de vértigo.
La película es un vibrante matrimonio entre dos conceptos muy familiares dentro del cine fantástico: las monster movies (con Godzilla a la cabeza) y las películas hechas como filmaciones caseras, como la aterradora Alien abduction y la sobrevaloradísima El proyecto Blair Witch.
En Cloverfield, un grupo de amigos realiza una fiesta de despedida del protagonista, quien se va Japón, hasta que de pronto sismos, cortes de luz, edificios en llamas, gente gritando, la cabeza de la Estatua de la Libertad aterrizando por ahí cerca... y ese es solamente el comienzo de una angustiante e impredecible batalla por sobrevivir.
Consejo sabio: verla en cine, y sentados en las filas de más atrás. Estar muy adelante los puede dejar mareados ycon dolor de cabeza. Bueno, capaz terminen así de todas maneras.

2 comentarios:

EL ODIANTE dijo...

esta buena en serio???
Es un mes con muy buenos estrenos como para gastar una ida al cine en algo que no vale la pena.

El subtitulo que le pusieron "monstruo" me mato.

Alejandro the Wyvern dijo...

yo la vi

es espectacular

che gran michifus hace el juego de las 8 cosas antes de palmar

las instrucciones estan en mi blog

nos vemos