jueves, 9 de agosto de 2007

El libro negro



Director Paul Verhoeven.
Cast Carice van Houten, Sebastian Koch, Thom Hoffman.
Género Los infiltrados.
En síntesis El Sádico de Amsterdam sigue en forma.
Ideal para Revisitar (o descubrir) la obra Paul V.



Sin duda, El libro negro es uno de los acontecimientos cinematográficos del año. La película sólo es muy buena y está genialmente contada, filmada y actuada; también marca la vuelta a la dirección —y a su tierra natal— del holandés Paul Verhoeven, después de su exitoso paso por Hollywood (en donde dotó al género de ciencia-ficción de una complejidad y de un realismo poco comunes hasta el momento). Para su regreso con gloria, resucitó un viejo proyecto, basado en hechos reales acontecidos en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial. La película nos cuenta el viaje de Rachel (Carice van Houten, clon de Cate Blanchett que ahora está filmando con Tom Cruise), una cantante judía que, tras sobrevivir a un atentado, trabaja para la Resistencia. Con otra identidad y a fuerza de seducción, logrará infiltrarse en el entorno de los nazis, a fin de poder salvar la vida de miles de judíos.
Las inquietudes principales de Verhoeven —que retoma la colaboración con el guionista Gerard Soeteman, fetiche de las primeras épocas— permanecen intactas. Por un lado, la Segunda Guerra, que el director vivió de niño; jugaba en medio de calles atestadas de escombros y cadáveres. Ya filmó sobre el tema en la gran El soldado de Orange, en el largometraje para TV Voorbij, Voorbij, y satirizó la propaganda nazi en la subvalorada Invasión.
Además, tenemos a la mujer de armas tomar, capaz de lograr sus objetivos, sin importar lo turbulento que sea el entorno, como sucedía en Wat zien ik? (ópera prima de PV), Keetje Tippel, Bajos instintos y Showgirls. “Me gusta ver mujeres fuertes, tan fuertes como los hombres, tan inteligente como los hombres y tan ingeniosas como los hombres”, dijo una vez. Al mismo tiempo, muestra que los personajes “buenos” son capaces de actos tan atroces e impredecibles, que no los separa tanto del enemigo (remember RocoCop y la mencionada Invasión).
En El libro... tampoco están ausentes las principales obsesiones del director: carne y sangre. Verhoeven nunca tiene empacho en mostrar escenas de sexo y de violencia con la mayor crudeza y sinceridad posible, lo que siempre le valió severas críticas. Muchos lo tildaron de fascista, de misógino, de un depravado que se regodea en las secuencias gore (justo de lo que hoy en día acusan a Mel Gibson). Sin embargo, al igual que Mel, Paul V. siempre pone las ejecuciones, los actos sexuales o las escenas escatológicas al servicio de la historia, y hasta consigue planos de tremendo simbolismo, como aquel en el Rachel, en prisión, es empapada de desperdicios humanos. Porque a Verhoeven le interesa el realismo: “Prefiero mostrar las cosas en lugar de representarlas parcialmente o insinuarlas”.
En definitiva, un film a la altura de lo mejor del director. Si bien ya es una persona mayor (fue operado del corazón) esperemos que pueda concretar sus próximos proyectos para poder seguir disfrutando de más películas de uno de los cineastas más talentosos, imaginativos y valientes.

Cuatro maníes


Matías Orta


Esta reseña pertenece al N°73 de la revista Haciendo Cine http://www.haciendocine.com.ar/. Comprala en los kioskos, o suscribite en la página web!

4 comentarios:

EL ODIANTE dijo...

¡Que grande Verhoven! Ayer vi Delicias turcas. El chabón es un desenfrenado.

Te quedo linda la nota, y la comparación con Mel Gibson me parece bastante atinada. Ahora ¿que paso? ¿Por que no le pusiste 5 maníes a Apocalypto en la revista?

Michifus dijo...

¿Sabés una cosa? Yo le puse cinco. No sé por qué aparecieron cuatro. Muy raro.

M.

PD: si querés saber más de Delicias turcas, podés leer la notita que publiqué en Axolotl el año pasado.

Que Pelotudo dijo...

me gusto mucho esta pelicula.

me encanta robocopo tambien
y el vengador del futuro

las anteriores no las vi pero ya las estoy buscando.

EL ODIANTE dijo...

che, y viste otras de la etapa holandesa??? Yo vi Delicias... nómas y quiero ver todo. Con los maníes de Apocalypto te censuraron, seguro, si a Guerschuny le pareció de 2, no entienden nada!

Quiero ir a ver Filmatron este Viernes, dsp te llamo para arraglar,