lunes, 22 de diciembre de 2008

HorrorTV

Hace tiempo que quiero escribir sobre Maestros del Horror. Aunque sólo se hicieron dos temporadas, se convirtió en una serie imprescindible para todo fanático del género.
Vaya mi agradecimiento para Mick Garris, correcto cineasta que tuvo la brillante idea de unitarios dirigidos por los capos del cine más terrorífico. Gracias a Maestros... pudimos volver a disfrutar de obras a cargo de John Carpenter, Darío Argento, Joe Dante, Stuart Gordon, Tobe Hooper, Don “Fantasma” Coscarelli y Larry Cohen, entre otros. También filmaron capítulos directores no especializados en el miedo pero que incursionaron alguna vez, y con resultados maravillosos: John Landis, de la imprescindible El hombre lobo americano; John McNaughton, culpable de Henry: retrato de un asesino; el prolífico Takashi Miike, famoso en estos lares por su Audition.
Los capítulos de la primera temporada no tienen desperdicio. Como el programa se emitía por el canal de cable estadounidense Showtime, los realizadores tenían libertad creativa como pocas veces en su carrera. Imposible no recordar Imágenes del horror, un Carpenter similar al de En la boca del miedo; Jenifer, donde il maese Argento nos regala momentos perturbadores como en sus mejores épocas; Homecoming, sátira feroz madie in Dante, con soldados muertos que resucitan para votar en contra del presidente yanqui de turno; Haeckel’s tale, otra de cadáveres revividos, pero de McNaughton y basada en material de Clive Barker; Sick girl, del interesante y original Lucky McKee, que incluye lesbianas, insectos horroroso y una similitud con el cuento de Horacio Quiroga “El almohadón de plumas” (¿Lo habrá leído McKee?); Terror en la montaña, supervivencia y asesinos de la mano de Coscarelli; Pick me up, o “guarda con los asesinos seriales de la ruta” según Larry Cohen.
Un párrafo aparte merece Imprint, el exceso dirigido por el japonés Miike. La historia de un occidental (el gran, el supremo, el inigualable Billy Drago) que regresa a tierras nipones en busca de su amada contiene imágenes tan, pero tan impresionantes que Showtime decidió no emitirlo. A Garris y compañía les pareció bien, ya que preferían eso y no los temibles tijeretazos censores. Imprint (que en Argentina se conoce como Innombrable) sí se editó en DVD y pudo verse en la TV del resto del mundo.
Para la segunda temporada se mantuvo el gran nivel. Volvieron Carpenter con Pro-life, delirio con abortos, demonios y Ron Perlman como un cura fanático; Stuart Gordon, quien nos entrega una formidable adaptación de “El gato negro” de Poe en donde mezcla el cuento con la biografía del escritor (Jeffrey Combs, actor fetiche de Gordon, está genial como Edgar Allan); John Landis y su Family, una Belleza americana repleta de sangre y mutilaciones; Joe Dante, ahora el dire de The screwfly solution, sobre un virus que provoca que los hombres –entre ellos, Jason Priestley, el Brandon de Beverly Hills 90210- asesinen a las mujeres; el mismísimo Mick Garris, quien en la temporada 1 hizo Chocolate y ahora Valerie on the stairs, basada en otro cuento de Clive Barker, acerca de un hotel con escritores poco inspirados y una musa acechada por un demonio interpretado por Tony “Candyman” Todd (una peli muy buena, aunque remite al Shyamalan de La dama en el agua).
Además, se suman pesos pesados como Brad Anderson –director de El maquinista-, Neil “Dog soldiers” Marshall y Peter Medak. Este veterano director húngaro, quien nos dio la sugestiva e influyente Al final de la escalera, realizó para la serie The Washingtonians, sobre una sociedad secreta creada por el presidente George Washington y partidaria del canibalismo. Este buen y bastante loco capítulo se destaca por un chiste final memorable. En esta temporada también se recupera al olvidado Tom Holland. Durante los ’80, Holland se despachó con clásicos como La hora del espanto y Chucky, el muñeco diabólico. Para Maestros... hizo We all scream for ice-cream, sobre un vengativo payaso sobrenatural (William Forsyth en el papel de su carrera). Al ver este episodio uno se acuerda inmediatamente de la miniserie It, sobre la novela de Stephen King. Teniendo en cuenta que Holland supo filmar una estupenda versión cinematográfica de Maleficio -otra novela de King- no hubiera desentonado con It.
En este país, los capítulos de la primera temporada fueron editados en DVD por SBP, siempre especializada en el género. Los extras son el sueño de cualquier freak: documentales sobre el director de turno, entrevistas, making off... Supercompleto. No me cansaré de agradecerle a Matías Condito, de SBP, por tan soberbias ediciones.
En tanto, ahora mismo emiten la segunda temporada por el canal de cable FX los viernes a la medianoche. Deben quedar dos emisiones, aprovechen. Ojalá repitan la primera temporada.
Actualmente puede ver por Space la serie Fear itself, creada por Garris después de Maestros... Aquí no hay tantas luminarias del terror y, al ser emitida por un canal de aire en Norteamérica, ya no hay tanto espacio para salvajadas extremas ni desnudos. Pero lo visto hasta la fecha es bastante bueno, sobre todo el capítulo de Brad Anderson, acerca de un policía (Eric Roberts) atormentado por crímenes pasados. También hay directores como Ronny Yu, Gordon, y Landis.
Volviendo a Maestros..., los dejó con el link a la página oficial:
http://www.mastersofhorror.net/

... y con algunos trailers.

Imágenes del horror:


Homecoming:


Innombrable:


¡Feliz Navidad!

4 comentarios:

Flor dijo...

Gracias por esta reseña!
No sabía que SBP los había editado, mañana mismo iré a mi video a buscarlas ;)
Saludos y felicidades!

Damián de Haedo dijo...

La verdad que hiciste un informe excelente. No soy ni un conocedor ni un fanático del género, pero en los últimos años el horror me fue interesando más. Esta serie la vi de pasada, pero nunca me detuve realmente. Con todos los nombres que mencionás, me picó la curiosidad, así que voy a tratar de verla.
Un abrazo.

Luciano dijo...

Cuando quieras podemos hablar de esa serie. Vi la primera temporada y la pasé barbaro. Me voy a bajar la segunda porque ni sabía que estaba siendo emitida.

Andrés dijo...

Muy buen informe sobre una de los mejores emprendimientos del terror en los últimos años.
Personalmente vi la primera temporada y solo algunos de la segunda, mea culpa.
Muy recomendables los capítulos de Carpenter, Argento y McNaughton. Destaco sobre todo Homecoming, una de las mas acidas criticas al gobiernos Bush... para los que dicen que el terror es basura.

Salu2 y muy felices fiestas!