martes, 6 de enero de 2009

La rabia del Rey


Stephen King ya no necesita presentación. ¿Quién, al menos, no conoce algunas de sus novelas y libros de cuentos, la mayoría llevados al cine? Gracias a obras como Carrie, El resplandor y Cementerio de animales, este autor de Maine pasó de triste profesor de literatura con problemas económicos a multimillonario y figura de la cultura pop.
Para mediados de los ‘70, el mercado editorial estaba saturando por el nombre “Stephen King”. Así es que, por consejo de sus editores, comenzó a publicar bajo el seudónimo Richard Bachman. Según King, sacar libros con otro nombre también le permitió crear trabajos más jugados y con menos presión de convertirse en best sellers. Maleficio, Carretera mortal y La larga marcha son algunos ejemplos.
Pero hay uno que, aunque lejos del género estrictamente de terror y fantasía, se convirtió en una joyita hoy tristemente célebre: Rabia.
Si bien Stephen lo escribió en sus épocas de estudiante universitario, finalmente se publicó en 1977. Cuenta la historia de Charlie Crocket, un adolescente que ingresa en el aula del colegio, saca un arma y mata a la profesora. A continuación, mantiene a sus compañeros de rehenes, al tiempo que directivos y policías tratan de detenerlo. Lo más curioso es que Charlie no es un simple loquito impulsivo: sucede que el chico es muy inteligente, sumamente astuto, y está harto de la hipocresía de los adultos y la manera en que los jóvenes deben respetar ciertos patrones sociales. Y muchos de los compañeros comienzan a identificarse con eso. No es nada descabellado comparar Rabia con aquel clásico ochentoso de John Hughes El club de los cinco. ¡Sí, esa con Emilio Estévez, Molly Ringwald, Judd Nelson, Ally Sheddy y Anthony Michael Hall encerrados en un aula! Piensen en Rabia como El club... con sangre y elementos por demás perturbadores.
En síntesis, la novela es una muy cruda y por entonces arriesgada crítica no sólo al sistema educativo estadounidense, sino a toda la sociedad norteamericana. Como no podía ser de otra manera, el libro vendió un montón y fue traducido a todos los idiomas posibles. Pero se hizo muy impopular a fines de los ’90, debido a la creciente ola de atentados a escuelas por parte de los mismos alumnos —cosa que sigue al día de hoy—. Padres, medios periodísticos, todo Estados Unidos decidió que la violencia escolar era causada por películas, música, videojuegos y libros. De hecho, Rabia fue encontrado en el casillero de uno asesino teenager de Kentucky. Tras la masacre de Columbine, el mismo King decidió retirar el libro de circulación. Por eso nunca más fue reeditado.
Por eso, para leer esta gema tienen que buscar bien entre la sección de usados o pedírselo prestado a algún buen amigo. Vale la pena.


(Nota originalmente publicada en el sitio web de Chak Films)

3 comentarios:

Alejandro the Basilisk dijo...

man estoy buscandoi este libro hace años y no lo encuentro

tambien uno llamado "la larga marcha" tambien escrito bajo su seudonimo

saludos

jacker dijo...

miu miu bag
miu miu bags
miu miu handbag
miu miu purse
miu miu wallet

Matías Raña dijo...

Tocayo! Tu nota también me pareció muy completa! La analogía con la película "El club de los cinco" es de lo más acertada! Aguante King y tu blog!
Saludos!!