viernes, 20 de febrero de 2009

Millones


Viene arrasando en festivales de cine, está por ganar el Oscar... pero casi todo el mundo la odia. Al menos, vengo leyendo críticas nefastas. Slumdog millionaire: ¿quién quiere ser millonario?, la nueva película del talentoso Danny Boyle, es acusada de pretenciosa, MTVezca, pintorezquista, de abusar de golpes bajos...
A mí me encantó, y me hago cargo.
Jamal Malik (Dev Patel), un joven pobre de Mumbai -antes conocida como Bombay, en La India- decide participar en una versión local del programa ¿Quién quiere ser millonario?, que se supo hacer hasta en Argentina. Pero a Jamal no le interesa tanto el dinero sino llamar la atención de Latika (Freida Pinto), su amor de siempre, quien no está en muy buenas manos. A través de las respuestas a las preguntas del conductor, podremos conocer, mediante flashbacks, la miserable vida de Jamal, marcada por la pobreza, el abandono, la violencia, más abandono, más violencia, en la que, a pesar de todo, pudo descubrir el amor.
El estilo fresco, vibrante y contemporáneo marca Boyle, sumado a los parajes indios repletos de basura y peligros, hicieron que muchos la compararan con la brasileña Ciudad de Dios. Pero el parecido se limita a ciertos momentos visuales, pero no a la narración. Ahora que recuerdo, a Fernando Meirelles, culpable de Ciudad..., lo criticaron por ser un tipo de clase alta que de golpe se le ocurría fimar a las favelas de manera cool. Boyle fue acusado de algo similar. No me parece así en ninguno de los dos casos.
Con respecto a los golpes bajos, la película no escatima en mostrar situaciones de crudeza extrema, como cuando a un niño le destrozan los ojos para que, a la hora de pedir limosna, los transeúntes sientan más lástima por él y le den dinero. Boyle y el guionista Simon Beaufoy –el mismo de la hipergenial Full monty, que se basó en la novela Q&A de Vikas Swarup para Slumdog...- muestran la espantosa realidad de esa parte del mundo, que es la misma de gran parte de las naciones tercermundistas. Eso sí: la combinación, en una misma película, de torturas y muertes realistas con un número musical típico de Bollywood queda un tanto extraña, pero no estropea el resultado final.
Al fin y al cabo, Slumdog... es una típica peli de Danny Boyle: personajes jóvenes, en busca del Paraíso terrenal (que puede ser algo o alguien), cuyas relaciones serán puestas a prueba. Y la banda sonora, como en todo film del director, es mortal. Sin duda, una de las mejores de su filmografía, junto a Tumba al ras de la tierra, Trainspotting y Exterminio.
Es casi seguro que se quedará los Oscar a Mejor Película y Director. En mi opinión, será una justa ganadora... aunque insisto: ¿cómo pudieron olvidar a Batman: el caballero de la noche en los rubros principales? ¡Vamos, Heath Ledger!

6 comentarios:

Alejandro the Basilisk dijo...

que buena peli

creo que es la unica pelicula que merece incuestionablemente el oscar

saludos

Damián de Haedo dijo...

Qué polémica con esta peli! Tengo que verla para sacarme "la leche". Escuché tantas voces a favor como en contra. Es lo bueno del cine, ¿no?

Lu dijo...

Es una película muy buena desde todo punto de vista. Y no, no es cierto que todos la critiquen para mal, sólo aquellos que -a mi parecer- están muy lejos del arte y muy cerca del snobismo.

H dijo...

la peli no la vi pero me da mala espina
ahora opino como vos sobre batman yo tenia esperanzas como paso con Lod of the Rings q se cheve el oscar o por lomenos nominaciones q va a ser.
Salutes desde SCI TERROR
H

EL ODIANTE dijo...

Yo te puedo decir solo una cosa:
Mira Bollywood!!!

Te recomiendo las únicas dosq se consiguen en videoclubs:

Lagaan
Misión Cachemira

La rompen!!!

Jorge - cinenovedades dijo...

Todavía no la he visto, pero tengo encima una tremenda inquietud con esta cinta. Como bien dices, no hay término medio. Mucha gente la ama y mucha gente la odia. Es realmente rara la cosa. Por lo que he leído, creo que será una cinta de mi agrado, y estando el certero Danny Boyle detrás de cámara no cre que defraude.
Excelente reseña, Saludos!