jueves, 16 de abril de 2009

Pink Floyd

La banda británica Pink Floyd surge a mediados de la década del 60, en el marco de lo que se denomina rock psicodélico, llamado así por su vinculación con las drogas como la marihuana, la mescalina y el LSD. Este estilo musical quedó muy asociado a los sixties, en la que se hacía mención a tener una “experiencia psicodélica”, pero a la vez también es considerado como antecedente de lo que sería el rock progresivo -que iba a tener su pico de popularidad y desarrollo en los ‘70-, o el rock sinfónico y el krautrock alemán. Pink Floyd se convirtió en una de las bandas más importantes de estas corrientes musicales que se apoyaron fundamentalmente en la experimentación (por ejemplo, a través del uso de instrumentos exóticos o no tradicionales) y en la fusión de sonidos y de otros estilos musicales, como el jazz, la música de la India, o el blues. De hecho, el nombre Pink Floyd está formado por los apellidos de dos bluseros.
Otras bandas de esta época que se vinculan a este movimiento musical incluyen a The Beatles, The byrds, The Doors y The Who. Curiosamente, todas con el artículo “the” adelante, incluida Pink Floyd que en un principio se conoció como The Pink Floyd Sound, y luego como The Pink Floyd.

Syd Barrett fue el líder, cantante, guitarrista y principal compositor del grupo en sus comienzos, pero sólo estuvo en los dos primeros años de la banda. Su salida de la agrupación se produjo como consecuencia del abuso de drogas, que lo dejó incapaz de estar al frente de la banda e incluso de asumir cualquier responsabilidad.
Luego de su salida, Syd comenzó una carrera solista, que se vio truncada debido a su deterioro mental. Syd entonces se recluyó en la casa de sus padres y comenzó a llevar una vida ermitaña. Syd Barrett falleció en 2006.
Los demás integrantes de la banda fueron profundamente influidos por Syd, y varios temas de la banda están inspirados por su figura.

Nick Mason fue el baterista de la banda desde los comienzos y Richard “Rick” Wright ocupó el puesto de tecladista y también vocalista en algunos temas. Wright falleció en el año 2008 tras una breve lucha contra el cáncer.
Al igual que Barrett, Waters y Gilmour, también Mason y Wright tuvieron sus proyectos musicales fuera de Pink Floyd.

En los ‘70 la banda se distancia del rock psicodélico. Roger Waters queda como líder de la banda y principal compositor, compartiendo el lugar de vocalista con David Gilmour, quien había ingresado al grupo cuando el estado mental de Barrett decaía. Waters estuvo al frente en la etapa de más éxito y popularidad, siendo el creador del álbum conceptual The Dark Side Of The Moon, de 1973, y también del álbum doble The Wall (1979).
Estos dos álbumes son los más populares y exitosos de la agrupación y son considerados dos obras maestras de la música moderna. The Wall conoció una adaptación cinematográfica en 1982, dirigida por Alan Parker y protagonizada por Bob Geldof.

En 1985, Roger Waters decide cortarse solo declarando que la banda había concluido como tal, pero los demás integrantes no están de acuerdo y continúan con la agrupación. Comienza una disputa acerca del uso del nombre Pink Floyd, que concluye con el reconocimiento a Waters como creador de la imaginería que desplegaban en los conciertos (incluido el famoso cerdo volador) y los derechos sobre el espectáculo The Wall y su concepto, y la aceptación del uso de nombre para el resto de los integrantes.

Lo cierto es que solo dos álbumes de estudio serian grabados luego de la partida de Waters, siendo el último The Division Bell, de 1994. Waters comenzó entonces una exitosa carrera solista que continúa hasta el presente.

Sorpresivamente, en 2005 Pink Floyd se presentó en vivo con Roger Waters en la formación, como el número más destacado en el concierto a beneficio Live 8, realizado en Londres. Este concierto fue impulsado por Bob Geldof, el protagonista de The Wall, que además de ser actor, músico y cantante, es un activista político. Anteriormente, en 1985, Geldof creó la fundación Band Aid Trust y realizó dos famosos conciertos a beneficio. Se le atribuye a Geldof la capacidad de poder reunir a los integrantes de Pink Floyd, enemistados durante tantos años.

Las letras de los temas de Pink Floyd giran en torno de experiencias psicodélicas, cuestiones filosóficas y temas sociales.

La banda es famosa por las excelentes portadas de sus discos y, sobre todo, por sus elaboradas e impresionantes presentaciones en vivo. En estas últimas -en especial en la etapa psicodélica- era común la improvisación: los temas podían extenderse por veinte minutos o más.

Hoy Pink Floyd esta considerada como una de las bandas más importantes y exitosas de la historia. Además llevan vendidos más de 200 millones de discos en todo el mundo y siempre se especula con una reunión de la banda, algo cada vez más difícil.


Fernando López Avero













3 comentarios:

Nanu dijo...

Aguante Pink Floyd, mi banda favorita.
Saludos, espero que pases por mi blog y te hagas seguidor

Esteban Decker dijo...

Hola: Una muy buena banda por dios y como suenan. Gracias!!! por agregarme a tu Mi lista de blogs, no hacia falta.


Saludos


ED!

Alejandro the Basilisk dijo...

MUY BUENO

ME ACURDO CUANDO COMPRE UNA VERSION PIRATA DEL LADO OSCURO DE LA LUNA

TENIA 10 CREO

QUE LOCURA¡¡¡ ESE MOMENTO NO ME LO OLVIDO MAS

SALUDOS