lunes, 29 de septiembre de 2008

Gracias por todo, maestro


Como este fin de semana estuve fuera de la civilización -después les cuento por qué-, recién hace poquito me enteré de la terrible noticia. Es verdad, Paul Newman no andaba nada bien de salud. Su final se veía venir. De todas maneras, no deja de ser una pérdida muy triste.
Ojalá esté en un lugar como se merece. Por lo pronto, nosotros podemos recordarlo a través de sus películas, que no es poco.
Una vez más, gracias, Paul, por tanto talento.

1 comentario:

H dijo...

me entere hoy temprano por la mañana
es verdad una gran perdida
nada mas para decir
H