jueves, 25 de septiembre de 2008

Search and destroy


A través del teléfono celular, Bryan Mills (Liam Neeson) escucha cómo su hija es secuestrada en Paris. Los captores no saben que Bryan es un ex agente especialista en el arte de torturar y matar, al que mucho, mucho no le gusta que se metan con su familia.
Vaya sorpresa me llevé con Búsqueda implacable, dirigida por el ignoto Pierre Morel pero craneada por el infatigable Luc Besson. Ni es exactamente una película de venganza, pero se asemeja a lo mejor –y más crudo- de ese subgénero. Para que se den una idea, el protagonista no tiene problemas en dispararle a la esposa de un policía corrupto con tal de conseguir datos que lo conduzcan a su primogénita. ¿Golpe bajo? No: pelotas bien, pero muy bien puestas. Lo mejor de está clase de films es que, si bien los malos son de lo peor, nuestro (anti)héroe no está muy lejos. Mejor no cruzártelo si tiene un mal día.Mientras esperamos la demorada Sentencia de muerte, de James “El juego del miedo” Wan, no dejen de ver Búsqueda implacable. Delen, que no durará demasiado en cartel.

1 comentario:

H dijo...

fui al cine a ver los extraños pero termine viendo esta y me parecio IM-PRE-CIO-NAN-TE tremenda que de accion que tension cuando se la llevan a la nena!!!(y que nena)liam esta tremendo en este papel no me lo esperaba asi de groso muchas piñas a granel

buenisima
H